Ecuación de continuidad

La ecuación de continuidad se deriva del principio de conservación de la masa. Se utiliza, por ejemplo, para calcular la velocidad de un fluido en una tubería en caso de un cambio en el área de la sección transversal.

En este video Paul Andersen explica cómo la ecuación de continuidad es una aplicación de la conservación de la materia en un fluido. La ecuación de continuidad puede aplicarse tanto a la masa como al flujo volumétrico. Se incluyen ejemplos de problemas y ejemplos.