Obra de paso

Las obras de paso pertenecen a las estructuras de cruce en aguas corrientes y permiten el paso de agua. Se puede tratar de una tubería, tendida por debajo de una calle y que permite el cruce del canal.

La obra de paso puede tener un flujo parcial o total, dependiendo de la descarga producida. La obra de paso con flujo parcial con superficie libre es tratada como un canal. Mientras que la obra de paso con flujo total y la obra de paso en la que la entrada está totalmente sumergida forman parte de las estructuras de control. Estas limitan la descarga. Puede darse también la combinación de ambas, de modo que la obra de paso tiene en parte flujo parcial y en parte flujo total.

Por diferentes motivos, las obras de paso no son ideales desde el punto de vista hidráulico: provocan pérdidas de flujo, son propensas a “atascos” (basura, sedimentos), pueden generar socavaciones a la entrada y la salida y sus dimensiones, en el caso de inundaciones, suelen ser demasiado pequeñas. Además, para los animales acuáticos son difíciles de atravesar. Desde el punto de vista hidráulico, los puentes son la mejor alternativa, sin embargo, son mucho más caros.

Tipo de descarga 1

obra de paso con flujo total, aguas arriba y aguas abajo de la obra de paso Fr<1; hu profundidad de descarga aguas arriba, hC profundidad crítica, Q descarga, d diámetro de la obra de paso, hd profundidad de descarga aguas abajo

Tipo de descarga 2

obra de paso con flujo total, aguas arriba de la obra de paso Fr<1, inmediatamente aguas abajo de la obra de paso Fr>1


Tipo de descarga 3

obra de paso con flujo parcial, aquí con transición de flujo a la entrada y después de la obra de paso; también posible: descarga continua con Fr<1 o Fr>1

Tipo de descarga 4

obra de paso sumergida con control de la descarga; transición de flujo también posible en la obra de paso, de modo que la obra de paso tenga a veces un flujo total